Home»Entrevistas»Adriana Costa: “Espejos es una obra muy fuerte, pero necesaria”

Adriana Costa: “Espejos es una obra muy fuerte, pero necesaria”

4
Shares
Pinterest Google+

Este sábado 3 de junio se presentará en el Teatro Don Bosco de Bernal (Belgrano 280) la obra Espejos, basada en El Juego, de Mariela Romero. El espectáculo se encuentra a cargo de la compañía El Bastidor y refleja un flagelo que se mantiene vigente, como lo es el de la violencia de género.

La historia se centra en dos hermanas, sometidas violentamente por su padre, interpretadas por Rocío Belén Moragues y Jesica Lago. Una de ellas sale a trabajar, mientras que la otra permanece encerrada en el sótano de la casa. Ambas, además, deben lidiar con la muerte de su madre.

La Vereda entrevistó a Adriana Costa, directora de la obra, quien no solo habló de la obra, sino también de la importancia de verla con el fin de dejar algo más en el espectador y a su vez advierte: “Espejos es una obra muy fuerte, pero necesaria”.

¿Qué clase de obra es Espejos?

Es una obra sobre violencia de género, que cuenta la historia de dos hermanas. Una sale a trabajar y la otra está encerrada en el sótano. El padre es un ex represor, jubilado y muy grande, pero que igual somete sexualmente a la que está encerrada y le pega a la que le pega a trabajar. Por otro lado, en la casa murió la madre, que estaba en silla de ruedas, en el momento en que la hermana que salía a trabajar no estaba en la casa. A raíz de esto, ella sospecha que su padre la mató y su hermana no lo dice.

Costa detalla que en ese marco, y con el fin de saber la verdad, las hermanas imaginan juegos, donde una hace el rol de padre y la otra de madre. De esta forma la joven “intentará saber qué paso verdaderamente esa noche”.

¿Cómo se dio la elección de los protagónicos?

Los castings que hago son más bien personales, me fijo más en las personas, lo que sienten y lo que quieren, más que en cómo actúan. Creo que la formación se puede ir trabajando. Tanto Rocío como Jesica son de una escuela de teatro de Lanús y las conocí por medio de una amiga que con la que llevamos el mismo sentimiento.

¿De qué manera llega al texto de Mariela Romero?

Hace 20 años interpreté a la hermana mayor en un taller de teatro y a mi me cambió la vida por las cosas que sucedían en la obra. Me hizo reflexionar mucho sobre la vida y sobre cómo vivimos.

La obra es muy fuerte y te mueve muchas cosas, como lo es el valor de las personas y la voluntad de vivir de cada uno. Yo lo viví en carne propia, y me cambió mucho. A través de los años llevé la inquietud de poder hacerla, de poder darla y mostrarla a la gente.

A pesar de haberla interpretado hace 20 años, el tema se mantiene vigente, por lo que el rol artístico se convierte en una herramienta más de reflexión. En ese marco, la directora expresa: “en la compañía trabajamos mucho lo social. Hacemos talleres sobre bullying y drogadicción. Nos interesa mucho dejar algo en el otro y, en este caso, la temática está justamente en un momento donde la violencia de género, lamentablemente, se mantiene actual y vigente”.

¿Tuvo la oportunidad de dialogar con víctimas que vieron la obra?

A pesar que esta será la tercera vez que la llevamos adelante, hubo gente que ha salido llorando, porque la obra les ha movido muchas cosas internamente. He tenido un muchacho que se acercó, me abrazó y me dijo que todo había sido muy fuerte, al punto de hacerlo revivir hechos de su infancia. El arte no es solamente mostrar algo que uno hace por que le gusta, es también un compromiso para dejar algo en el otro que lo pueda movilizar, esa es la idea.

Galería de fotos

Anterior

Nuevo ciclo de conciertos en CNB Contemporánea

Siguiente

Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band: A medio siglo del emblemático disco de The Beatles

1 Comentario

  1. Marisol
    31 Mayo, 2017 at 4:20 pm — Responder

    Genial!!!! Gracias como siempre!!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *